EL CONTRINCANTE. Barcelona: Minotauro (col. Hades) 2004.

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on telegram

Compártelo en redes sociales y sígueme en:

El Contrincante

Para jugar, Dios necesita un adversario.

Una mujer desaparece de un día a otro. Su pareja, Jorge Lobo, actor emergente, se obsesiona con encontrarla. Un loco dispara indiscriminadamente desde la torre de una iglesia, un loco que, mientras es apresado por la policía habla en muchas lenguas mientras su rostro se convierte en muchos rostros. Una investigación policial sobre el caso. Un escritor especializado en temas esotéricos. Un cura de barrio. Un lugar de difícil acceso donde nada es lo que parece y donde, quizá, se encuentren las respuestas que Jorge busca.

Esta novela es muy importante para mí, ya que se trata de mi primera novela larga, la que fue, como he dicho en tantas ocasiones, “la que me enseñó a escribir novelas”.
Surgió de un modo realmente curioso: Una tarde de verano de una temperatura abrumadora, creo que en 1987, en plena siesta, se desencadenó una tormenta seca tan impresionante que aún la recuerdo con toda claridad. Los truenos no eran estallidos puntuales, sino estruendos que parecían rodar por el cielo durante minutos sin pausa, el aire estaba cargado de electricidad, la luz se oscurecía por momentos, y yo no conseguía despertar del todo de una pesadilla que me tenía aprisionada entre sus garras. En esa pesadilla conocí lo que luego aparece en la novela como “la jerarquía del dolor” y sus nombres.
En cuanto logré despertar del todo y empezó a llover -con furia, pero regalándonos a todos frescor y alivio-, empecé a escribir lo que había “visto” en mi sueño para no olvidarlo. A partir de ahí se coaguló la trama de lo que constituye, más que una novela de terror, que también lo es, un thriller teológico, en el que reflexiono sobre un tema que siempre me ha interesado: la existencia del mal y del bien como instancias reales, no como comportamientos humanos. Es decir, si hay un dios y un diablo y cómo se relacionan.
Disfruté muchísimo escribiendo esta novela y también aprendí muchísimo sobre cómo se narra una historia tan larga y con tantos personajes. La llamé “Uke”, que me sigue pareciendo el nombre ideal para esta historia.
En 1989 yo había publicado Sagrada, mi primer libro y estaba escribiendo relatos que me pedían de las distintas revistas y fanzines del mundo del fantástico y la ciencia ficción. Cuando terminé “Uke”, y aunque sabía que no había muchas posibilidades de publicarla en la misma colección (porque era de ciencia ficción y no de terror) la mandé a Miquel Barceló. Efectivamente, no pudo ser, y la guardé, esperando tiempos mejores.
Muchos años y un par de revisiones después, “Uke” salió por fin en la editorial Minotauro, dirigida entonces por Paco García Lorenzana, con el título de “El contrincante”.
En estos momentos está descatalogada, pero aún no he perdido la esperanza de que alguna editorial quiera recuperarla.

  • EL CONTRINCANTE. Barcelona: Minotauro (col. Hades) 2004.

Esta obra todavía no ha sido traducida.

Consultar todas las obras traducidas aquí.

Compártelo en tus redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on telegram
Share on whatsapp

Lanzamos la web

¡Por fin ha llegado el momento! La web de Elia Barceló. Durante muchos meses hemos estado eligiendo colores, formas, estructuras y tipos de letra, reuniendo

Leer Más >>

Deja una respuesta